Noticias Internacionales LGBTQ


[INICIO] 

Cristianos LGBTBOOK LINKS

SERMÓN DE LOS ARRIANOS
FECHA 28.01.16 06:32 AM
Autor: J.Aldarondo
A A A   0 0   Print Visito: 6414

SERMÓN DE LOS ARRIANOS
Traductor: P. José María Ozaeta, OSA

1.
Nuestro Señor Jesucristo es Dios unigénito y primogénito de toda la
creación.
2.
Fue constituido antes de todos los siglos por voluntad de Dios y Padre
suyo.
3.
Por su propia virtud, aunque por voluntad y precepto del Padre, hizo de
la nada lo celeste y terrestre, lo visible y lo invisible, lo corpóreo y lo
espiritual.
4.
Ya antes de hacer todo esto, fue constituido Dios y Señor, rey y
creador, que por naturaleza tiene presciencia de todo lo futuro y para
crear atiende en todo el mandato del Padre. Por voluntad y precepto del
Padre descendió del cielo y vino a este mundo, como Él mismo lo afirma:
No he venido por mi cuenta, sino que Él me ha enviado
1
.
5.
Y porque, entre todos los grados de los seres espirituales y racionales,
parecía el hombre algo inferior a los ángeles a causa de la condición y
fragilidad del cuerpo
2
, para que no se creyera vil y por eso desesperase
de su salvación, el Señor Jesús, honrando su hechura, se dignó asumir la
carne humana. Así manifestó que el hombre no es un ser despreciable,
sino precioso, como está escrito:
Grande y precioso es el hombre
3
. Y por
eso sólo al hombre se ha dignado hacer heredero de su Padre y
coheredero suyo, de modo que el que menos recibió en la naturaleza
tuviere más en el honor.
6.
 
Cuando llegó la plenitud del tiempo, envió Dios a su Hijo, nacido de
mujer 
4
. El que por voluntad del Padre asumió la carne, también por
voluntad y precepto paterno vivió en un cuerpo, como Él mismo lo dice:
Descendí del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la del que me envió
5
.
Él mismo, por voluntad del padre, fue bautizado a los treinta años; se
manifestó por la palabra y el testimonio del Padre
6
; por voluntad y
mandato del Padre predicó el evangelio del reino de los cielos, como Él
mismo lo atestigua:
Es preciso que predique el evangelio en otras
ciudades; para esto he sido enviado
7
. Y en otro lugar:
Él me ordenó lo
que he de decir o lo que he de hablar 
8
. Y así, por voluntad y precepto del
Padre, se encaminó con prontitud a la pasión y muerte, como Él lo
testifica:
Padre, pase de mí este cáliz; sin embargo, no se haga lo que yo
quiero, sino lo que quieres tú
9
. También lo afirma el Apóstol:
Hecho
obediente al Padre hasta la muerte, y una muerte de
cruz
10
.
7.
Por voluntad y precepto del Padre, estando crucificado, entregó la
carne humana, que había tomado de Santa María Virgen, en manos de los
hombres y encomendó su divinidad en manos del Padre:
Padre, en tus
manos encomiendo mi espíritu
11
. Pues María dio a luz el cuerpo que había
de morir y Dios inmortal engendró al Hijo inmortal. Luego la muerte de
Cristo no implica merma de su divinidad, sino la entrega de su cuerpo. Así 
como su generación de una virgen no fue la corrupción de su deidad, sino
 
 

la asunción de un cuerpo, así también en su muerte la divinidad no sufrió

pasión ni abandono; sólo se dio la separación de su carne. Como el que

desgarra el vestido injuria al que está vestido, del mismo modo los que

crucificaron su carne afrentaron a su divinidad.

8.

El que por voluntad y precepto del Padre cumplió perfectamente la

misión que le había sido encomendada, por voluntad y precepto del Padre

resucitó su cuerpo de entre los muertos. Y con el mismo cuerpo, como el

pastor con la oveja, el sacerdote con la oblación, el rey con la púrpura,

Dios con el templo, fue llevado a la gloria por el Padre.

9.

El que por voluntad del Padre descendió del cielo y ascendió a él, por

voluntad y precepto del Padre está sentado a su derecha, oyendo al Padre

decirle:

Siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos de

estrado de tus pies

12

. El que por voluntad y precepto del Padre está

sentado a mi derecha, por voluntad y precepto del Padre vendrá al final de

los tiempos, como lo proclama el Apóstol:

Y el mismo Señor, con voz de

mando, a la voz del arcángel y al son de la trompeta de Dios, bajará del 

cielo

13

. El que por voluntad y precepto del Padre vendrá, por voluntad y

precepto del Padre juzgará con justicia a todos y dará a cada uno según

su fe y sus obras. Él mismo lo ha dicho:

El Padre no juzga a nadie, sino

que todo juicio se lo ha entregado al Hijo

. Y en otro lugar:

Según oigo,

 juzgo, y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad 

del que me ha enviado

14

. De donde se sigue que también al juzgar

antepone el poder del Padre y pospone su divina dignidad y potestad

segunda, pues dice:

Venid, benditos de mi Padre

15

. Luego el Hijo es el

 juez justo. El honor y la autoridad pertenecen al que juzga; pero las leyes

imperiales, al Padre. Como la súplica de oficio y el consuelo son propios

del Espíritu Santo, la dignidad de justo juez es propia del Unigénito de

Dios.

10.

Por consiguiente, el Hijo fue engendrado por el Padre; el Espíritu

Santo fue hecho por el Hijo.

11.

El Hijo anuncia al Padre; el Espíritu Santo al Hijo.

12.

La primera y principal obra del Hijo es revelar la gloria de su

Progenitor; la primera y principal obra del Espíritu Santo es manifestar en

las almas de los hombres la dignidad de Cristo.

13.

El Hijo es testigo del Padre; el Espíritu lo es del Hijo.

14.

El Hijo es enviado por el Padre; el Espíritu por el Hijo.

15.

El Hijo es ministro del Padre; el Espíritu Santo lo es del Hijo.

16.

El Hijo es mandado por el Padre; el Espíritu Santo por el Hijo.

17.

El Hijo es súbdito del Padre; el Espíritu Santo lo es del Hijo.

18.

El Hijo hace lo que le manda el Padre; el Espíritu Santo dice lo que le

ordena el Hijo.

19.

El Hijo adora y honra al Padre; el Espíritu Santo adora y honra al Hijo.

Así lo dice el mismo Hijo:

Padre, yo te he honrado sobre la tierra, y la

obra que me mandaste la he

consumado

16

; y del Espíritu Santo afirma:

Él 

me honrará, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará

17

.

20.

El Hijo por sí no puede hacer nada, sino que en todo aguarda la orden

del Padre. El Espíritu Santo por sí no habla, sino que en todo espera el

mandato de Cristo: No hablará por sí, sino que dirá todo lo que oyere, y

os anunciará lo venidero.

21.

El Hijo ruega por nosotros al Padre; el Espíritu Santo pide por

nosotros al Hijo.

22.

El Hijo es la imagen viva y verdadera, propia y condigna de toda la

bondad, sabiduría y virtud del Padre. El Espíritu es la manifestación de

toda la sabiduría y virtud del Hijo.

23.

El Hijo no es parte o porción del Padre, sino propio y dilectísimo,

perfecto y pleno Hijo unigénito. El Espíritu no es parte o porción del Hijo,

sino la obra primera y principal sobre todas las demás del Unigénito de

Dios.

24.

El Padre es mayor que su Hijo. El Hijo es incomparablemente mayor y

mejor que el Espíritu.

25.

El Padre es Dios y Señor para su Hijo. El Hijo es Dios y Señor para el

Espíritu.

26.

El Padre, inmutable e impasiblemente queriendo, engendró al Hijo. El

Hijo hizo sin trabajo ni fatiga, por su sola virtud, al Espíritu.

27.

El Hijo, en cuanto sacerdote, adora a su Dios, y es adorado por todos

como Dios y creador de todos. Pero el Padre es el único que a nadie

adora, pues no hay un ser mayor o igual a quien tenga que adorar. A

ninguno da gracias, pues de nadie ha recibido beneficio alguno. Por su

bondad concedió que todos existiesen; pero lo que Él es, de nadie lo ha

recibido. Luego se da la distinción de tres sustancias: Padre, Hijo y

Espíritu Santo, y la diferencia de tres realidades: Dios ingénito, Dios

unigénito y Espíritu abogado. El Padre es Dios y Señor de su Hijo y de

todo lo que ha sido hecho por la virtud del Hijo, pero contando con su

voluntad. El Hijo es ministro y sumo sacerdote de su Padre, y, porque lo

quiere el Padre, es Señor y Dios de todas sus obras.

28.

Y así como nadie sin el Hijo puede ir al Padre, del mismo modo nadie

sin el Espíritu Santo puede adorar verdaderamente al Hijo; luego en el

Espíritu Santo el Hijo es adorado.

29.

El Padre es glorificado por el Hijo.

30.

Actividad y solicitud del Espíritu Santo es santificar y guardar a los

santos; y no sólo a los seres racionales, como algunos piensan, sino

también santificar a muchos irracionales. Y a los que cayeron por

negligencia, volverlos a su estado primitivo; enseñar a los ignorantes,

amonestar a los olvidadizos, argüir a los que pecan, exhortar a los

perezosos para que piensen en su salvación y obren con diligencia,

conducir al camino de la verdad a los equivocados, curar a los enfermos,

sostener la fragilidad del cuerpo por el vigor del alma, confirmar en el

amor de la piedad y de la castidad, iluminar a todos sobre todo, conceder

a cada uno la fe y la caridad; también según el deseo y la solicitud, la

sinceridad y simplicidad de la mente, la medida de la fe y la importancia

de la comunicación, distribuir la gracia para utilidad y ordenar a cada uno

en la ocupación y género de vida para los que fuere apto.

31.

El Espíritu Santo es distinto del Hijo según la naturaleza y condición,

grado y voluntad, dignidad y potestad, virtud y operación. Como también

el Hijo, Dios unigénito, es distinto del Dios ingénito según la naturaleza y

condición, grado y voluntad, divina dignidad y potestad.

32.

Es imposible que uno y el mismo sean el Padre y el Hijo, el que

engendra y el que nace, el que es testificado y el que da el testimonio, el

mayor y el que confiesa al mayor, el que está sentado a la derecha y

permanece en esa sede y el que dio el honor de la misma, el que es

enviado y el que envía. Tampoco puede ser uno y el mismo el discípulo y

el maestro, según Él mismo enseñó:

Como el Padre me ha enseñado, así 

hablo

18

; ni el semejante e imitador con el que da gracias y el que

bendice, ni el que recibe órdenes y el que las da, ni el ministro y el que

manda, ni el que suplica y el soberano, ni el súbdito y el superior, ni el

primogénito y el sempiterno, ni el unigénito y el ingénito, ni el sacerdote y

Dios.

33.

Pero Dios, que no tiene principio, sí tenía presciencia de que sería el

futuro Padre de su hijo, el unigénito de Dios. Sin embargo, nunca tuvo

presciencia de que Él sería, pues es el ingénito, y nunca comenzó ni a

saber de antemano ni a conocer. Pues ¿qué es la presciencia sino la

ciencia de lo futuro? El Padre, engendrando al Hijo, es llamado Padre por

el mismo Hijo. Y porque el Hijo lo ha revelado, los cristianos le conocen

como Dios y Padre del unigénito de Dios, mayor que el grande y mejor

que el bueno.

34.

Los homousianos afirman que nuestro Salvador, por humildad, dijo

todo esto de la presciencia del Padre y de su sujeción. Sin embargo,

nosotros los cristianos creemos que todo esto lo dijo porque el Padre lo

mandó y el Hijo obedeció. Decimos y probamos que los herejes son

refutados y censurados con sus propias afirmaciones. Si, pues, se humilló,

la misma humildad manifiesta su obediencia; a su vez, la obediencia da a

conocer la existencia de otro supraeminente, de un subsistente y otro

sumiso. Así lo afirma el Apóstol:

Se humilló, hecho obediente al Padre

hasta la muerte

19

. Y su misma humildad es verdad, no falsedad. Pues

¿acaso se ha visto que un sabio se sienta obligado a humillarse, a no ser

que exista otro mayor y mejor que él, al cual se apresura a agradar con

su humildad?

Yo hago siempre lo que le agrada

20

. Pues de una vez, antes

de todos los siglos, nació por voluntad de Dios, y todo lo hace según la

voluntad de Dios. Si, pues, se humilló y mintió (Dios nos libre de tal

pensamiento), y si la verdad miente (lo cual es imposible), ¿dónde

buscaremos la verdad? Pero la verdad ni miente ni cambia, pues para esto

vino al mundo, para enseñar la verdad. No es doctor de la ignorancia, sino

maestro de la verdad, como Él mismo afirmó:

No os dejéis llamar 

maestros en la tierra, pues uno es vuestro maestro, Cristo

21

. Pero si

dijeren que por su encarnación se humilló en la tierra y por los hombres

decía esto, les manifestaremos que encontramos en la Escritura

testimonios más importantes y más firmes sobre la sujeción del Hijo, de

los cuales habla el Evangelio. Pues si se humillaba sobre la tierra a causa

de los hombres, y no en cuanto Hijo obediente y sumiso que rinde

obsequio a su Padre con incomparable amor y acción de gracias, porque

cuanto sublime es en la potestad tanto es humilde en la obediencia, antes

de asumir la carne, ¿por qué escuchó el mandato?; y ahora que está

sentado a la derecha de Dios, ¿por qué intercede por nosotros

22

?; y

existiendo en un cuerpo sobre la tierra, ¿por qué prometió que en el cielo

rogaría al Padre:

Y yo rogaré a mi Padre, y Él os dará otro abogado? 

23

Y si

aún no quisieren admitir todo esto a causa de la dureza y ceguera de su

corazón, sino que se atrevieren a decir que todo esto fue hecho por

humildad, después de la consumación del mundo, si no se supiere sujeto y

obediente por naturaleza y voluntad, ¿para qué había de humillarse,

cuando a causa de los hombres la humildad no es necesaria? Y después de

la consumación del siglo, cuando todo le esté sujeto

24

, pues ahora por

naturaleza todo le está sometido, como la criatura al Creador; pero por

voluntad, debido al libre albedrío, vemos que no todo le está sujeto; sin

embargo, en el día del juicio, cuando al nombre de Jesús toda rodilla se

doble en el cielo, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que

Jesucristo es Señor para gloria de Dios Padre

25

, todo le estará sometido

para siempre por voluntad y naturaleza, y Él, después de la entrega de

todo, permaneciendo en aquella obediencia y caridad, en las que siempre

se mantuvo, se someterá como Hijo a Aquel que le sometió todo. Ningún

cristiano que oiga esto ignora que la fe viene de la predicación, y ésta, de

la palabra de Cristo

26

. Para que Dios sea todo en todos, teniendo siempre

la monarquía y la potestad de todo, al cual la gloria y el honor, la

alabanza y la acción de gracias por su Hijo unigénito, Señor y Salvador

nuestro, en el Espíritu Santo, ahora y por todos los siglos de los siglos.

Amén.




Enlace: permalink --  comentarios (0) -- Visito: 6414
Rating de Noticia ' 0 0




Comentarios

Nombre*

correo electronico*

comentarios*

validar*

comentar nota



%commentsbody[
%comments%

%commentsform%

]%







!!!...A La Venta Ya...!!!



TEMAS


NOTICIAS RECIENTES



NOTICAS MAS LEIDAS



ARCHIVO DE NOTICIAS